Desafios - imagen (2)

Es posible que Pedro fuera el primero en salir de la embarcación, pero la invitación de salir del bote es extensiva para usted también. Lo que le espera afuera son elementos adversos, viento, marreas, tempestad y pocas posibilidades de mantenerse firme. Caminar sobre las aguas es: enfrentar nuestros temores y no permitir que ellos controlen nuestras vidas…Descubrir el llamado de Dios para nuestras vidas y seguirlo…Experimentar el poder de Dios en su vida, para logar lo que no podría hacer por sus propias fuerzas…Pero, para poder caminar sobre las aguas tiene que salir del bote y enfrentar los desafíos.

 

Participe más activamente de esta serie, uniéndose a un Grupo de HOGAR.